Durante 2019, toda la Fundación y en especial el equipo de Salud, se abocó a la tarea de implementar el Programa Piloto de Salud Mental (PSM), dirigido especialmente al 80% de residentes que hoy padece deterioro cognitivo y demencias, como Alzheimer.