Como una de las últimas alertas antes de lleguemos a punto sin retorno calificó Greenpeace el desolador informe que ha dado a conocer el Banco Mundial el cual advierte que, si es que no se toman medidas urgentes, los desechos mundiales aumentarán un 70% para el año 2050.