La actriz Gillian Anderson, recordada por su papel de agente Dana Scully en la serie Los Archivos Secretos X llegó ayer hasta dependencias de la diplomacia británica en Londres para entregar una petición de apoyo a la creación del que sería el mayor santuario marino del mundo.