Como la confirmación de que la situación hídrica que afecta al país ha entrado en una etapa crítica calificó Greenpeace el reconocimiento público que hizo el Superintendente de Servicio Sanitarios (s), Jorge Rivas, quien advirtió que en el próximo verano podría producirse una situación de racionamiento de agua en Santiago.