El Amazonas es noticia en todo el mundo. El mayor bosque tropical del planeta perdió casi 2,5 millones de hectáreas solo en agosto pasado debido a incendios intencionales. Así se busca liberar cada vez más terrenos para ganadería y cultivo de soja.