Gracias a la generosidad de cientos de personas, amigos de los mayores, una vez más logramos regalar nuevas camas clínicas, que darán una mejor calidad de vida y un mejor descanso, a quienes residen en los Hogares de Fundación Las Rosas.