La organización sin fines de lucro reúne en Bulnes a jóvenes de entre 16 y 18 años de todo el país, en el marco del “Campamento de Verano”, iniciativa que busca entregar herramientas para el cuidado del planeta y fortalecer los vínculos y el desarrollo de habilidades sociales, interculturales y de participación.