La Navidad este año tendrá un sentido distinto, de unidad, amor, cariño y se busca que sea lejos del consumo usual de este mes. En Chile son miles los niños que no podrán pasar la Navidad con su familia. Por eso la organización sin fines de lucro, hace un llamado a las personas a regalar su voluntad de escuchar, contener y acompañar a los 1.600 niños que atiende desde Arica hasta Ancud y que están en riesgo de perder o ya perdieron el cuidado de sus familias.